octubre 07, 2020

El cuidado del agua,  así como el cuidado de la naturaleza en general y de los animales, dependen enteramente de nosotros y el curso de nuestras acciones definirá la calidad de vida que tendremos en los próximos años.

Si piensas en la cantidad de personas que existe en el planeta y en la disponibilidad de agua dulce, resulta abrumador pensar que tal vez no alcance para todos, pero tranquilos, hay acciones que podemos tomar para contribuir a que esto no pase. 

A pesar de que el agua dulce del planeta representa tan solo el 2% de todo el líquido disponible, si se utiliza de forma inteligente y se cuida de forma adecuada tendremos recurso hídrico suficiente para nosotros y futuras generaciones.

Cuidar el agua es tan importante como conservar tu trabajo, piensa que sin ella no podrás sobrevivir por más de una semana. Por eso, te invitamos a tomar acción con toda la información que te explicamos a continuación.

Cambia tu estrategia a la hora de lavar los platos, es fundamental para el cuidado del agua

 

Al ser los sitios más funcionales de la casa hay que pensar en estrategias que permitan un trabajo eficiente y un cuidado del agua potable. No es una tarea muy sencilla pero tampoco es imposible de lograr.

Si lavas tus platos a mano utiliza poca agua para hacer jabón, es decir, apílalos en la tina del lavaplatos y mójalos en conjunto, luego toma la esponja y el jabón y friega uno a uno. Una vez que todo esté enjabonado abre la llave y comienza a enjuagar.

Otra gran opción para ahorrar agua es crear una cadena de lavado donde el agua que utilizas para sacar el jabón de algunos platos sirva para enjabonar los siguientes.

Comienza enjuagando los vasos sucios, enjabónalos y llena la tina del lavaplatos mientras les retiras el jabón, esta agua utilízala para lavar los cubiertos y platos, enjabónalos, deja correr el agua y llena la tina nuevamente al enjuagarlos, con esta agua deberás lavar los sartenes y ollas.

No desperdicies la comida, es la principal fuente de consumo de agua mundial

 

Así pues, tirar la comida va en contra del cuidado del agua en casaporque se desperdician todos los recursos invertidos para producirla, desde el agua hasta el suelo y la mano de obra, por lo tanto, una acción que debes llevar a cabo para contribuir con el bienestar del planeta es cocinar sólo lo necesario.

Evita preparar grandes de comida que no vas a comer y si cocinas para varios días de la semana asegúrate de guardarla de manera que se conserve fresca y en buen estado por mucho tiempo. Esto también te ayudará a ahorrar dinero y tiempo en la cocina.

El agua que utilizas para lavar las verduras y frutas puede reutilizarse para regar el jardín, al principio tal vez te parezca un poco extraño recoger el agua en un balde y llevarlo fuera de la casa, pero considera que al cocinar una persona promedio utiliza entre 6 y 8 litros de agua potable y que esa misma agua la gastas en tus plantas.

Prioriza el cuidado del agua mientras te limpias

 

Es fácil desperdiciar agua mientras te bañas y cepillas los dientes debido a los hábitos que has adquirido con el paso del tiempo. Por ejemplo, al lavar tus dientes no piensas mucho en lo que estás haciendo, por lo que posiblemente no notas que dejas la llave abierta mientras te cepillas.

Lo mismo sucede con la ducha, cuando te estás duchando entras en modo automático y no eres consciente de la cantidad de agua que está corriendo, por lo que el gasto de agua puede alcanzar los 30 litros.

La solución ante este problema es que tengas más cuidado del agua que usas y que modifiques tus patrones de comportamiento con acciones tan sencillas como utilizar un vaso para enjuagar tú boca luego de lavar los dientes o abrir la llave estrictamente cuando hayas terminado.

De igual forma, si tomas una ducha en lugar de un baño en la tina ahorrarás cerca de 80 litros de agua y más de 10 minutos de tu tiempo, una ducha requiere aproximadamente 5 minutos, un baño, por lo menos 15.

Aprende a cuidar el agua utilizando solo la que necesites

Cuando laves tu auto, utilices la lavadora y riegues el jardín sigue el ejemplo de la naturaleza. Los animales solo toman aquello que necesitan para satisfacer sus necesidades, no están acostumbrados a desperdiciar, este principio deberás aplicarlo en tus actividades diarias y usar el agua sólo cuando sea estrictamente necesario.

Lavar el auto con una manguera implica que dejas correr el agua mientras enjabonas haciendo un gasto innecesario, en lugar de eso, utiliza un balde y una esponja. Tomará un poco más de tiempo, pero estarás haciendo un uso y cuidado del agua eficiente.

En el caso de la lavadora, que está programada para utilizar una determinada cantidad de agua por ciclo de lavado, la acción más inteligente es hacer un cargamento de ropa por lavar.

Si tienes jardín intenta regarlo temprano en la mañana o al atardecer, justo cuando comienza la noche, de esta manera evitarás la evaporación por el calor. Así tus plantas estarán más hidratadas y podrás ahorrar agua.  

La naturaleza por sí sola tiene sus propios mecanismos para preservar los recursos, pero nuestras acciones interfieren de forma importante. Por eso, acciones pequeñas como el cuidado del agua generan un gran impacto en la salud del medio ambiente y la nuestra.


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.

Suscríbete