abril 20, 2020

El cranberry es una de las frutas con más cantidad de vitamina C que existe, similar a la naranja y otros cítricos, por lo que es muy beneficioso para el sistema inmunológico.

Además de lo anterior, tiene grandes propiedades que ayudan a proteger al organismo contra infecciones en las vías urinarias. Estudios realizados en Estados Unidos y Europa indican que el cranberry posee gran cantidad de sustancias antibacterianas que se adhieren a las paredes de los conductos urinarios y la vejiga, protegiéndolos de infecciones.

El verdadero poder de los cranberries se encuentra en su alto contenido de proantocianidinas, que son polímeros de flavanoles-3, también llamadas "taninos condensados".

Las proantocianidinas se encuentran entre la quinta clase de  los biopolímeros naturales junto a los polinucleótidos, las proteínas, las ligninas y los polisacáridos. Constituyen el producto final de la síntesis de los flavonoides y se transforman en antocianinas durante la metabolización.

Las proantocianidinas y las antocianas tienen propiedades antibacterianas, además de inhibir la adhesión de estas a las mucosas de las vías urinarias, vejiga y uretra.

Gracias a esto, son efectivas para proteger las vías urinarias contra la bacteria E. coli, una de las más peligrosas para el organismo.

Por esta razón, suele recomendarse el consumo de jugo de cranberry para aliviar o prevenir la cistitis en las mujeres.


Suscríbete